¿QUIERES AVERIGUAR POR QUE TE DISTRAES?... TIPS DE PSICOLOGIA DEPORTIVA

“Responde algunas preguntas sencillas que te llevarán descubrirlo”


En el artículo anterior, vimos como la falta de atención puede perjudicar las decisiones, movimientos y emociones del tenista. Ahora tú como lector podrías estarte preguntando: ¿Qué puedo hacer yo para controlar mi atención?

La dispersión debe tener un motivo: ¿Por qué te distares? ¿Qué es lo que te hace desconcentrarte?.. Una forma de corregir la distracción es identificar ese motivo, para luego neutralizarlo.

Cada momento de distracción puede tener su propio motivo, pero seguramente habrá muchos que se repiten. Las preguntas más importantes que te sugiero responder para poder identificarlos son tres: (1) ¿En cuál momento específico recuerda haberte desconcentrado? (2) ¿Qué estabas pensando en ese momento? Y (3) ¿Por qué estabas pensando en eso?

Veamos ahora un ejemplo hipotético relacionado con esas preguntas. En principio, supongamos que respondes a la primera diciendo que te desconcentraste en el último partido del torneo de la semana pasada, cuando jugaste contra Pedro.

“Ya identificamos el momento”. Ahora te pregunto qué estabas pensando y dices que te imaginabas jugando contra otro oponente que se llama “Roberto”. Peor aun, te imaginabas perdiendo contra él.

Supongamos que te distrajiste en medio de tu propio partido, te imaginabas perdiendo contra Roberto y al mismo tiempo lo veías jugar. Volteabas hacia la derecha porque era precisamente Roberto quien estaba jugando en la cancha de al lado.

Y ahora viene la tercera pregunta, que en este caso serian dos: ¿Por qué te imaginabas perdiendo contra Roberto? ¿Por qué pensabas en el partido que él estaba jugando en la cancha de al lado?

Supongamos que la respuesta fuese la siguiente: “Me imaginé perdiendo contra Roberto porque él siempre me ha ganado… Miraba el partido que Roberto esta jugando porque quería saber quien iba a ganarlo. Me preocupaba saber si me tocaría jugar con Roberto el próximo partido y también quería analizar como jugaba para poderle ganar”.

Una vez descubierta la causa, podemos neutralizarla. En este caso, la primera acción sería tomar consciencia de que, si no te concentras en el partido que estás jugando, vas a seguir perdiendo contra Roberto y además contra Pedro también, porque ese es el oponente del partido en curso.

El segundo paso sería buscar una mejor solución. Allí vienen otras preguntas que deberías formularte: ¿Qué otra cosa puedo hacer yo en vez de observar a Roberto durante mi propio partido?

En otro momento, cuando no estés disputando el partido tuyo, podrías: observar como juega Roberto, recordar los torneos que has tenido contra él y analizarlos, preguntarle a los otros tenistas cuáles son sus fallas, etc.

Lo que aquí se ha descrito es solo un ejemplo hipotético. El mensaje que trato de transmitirte es que todo momento de distracción tienen una causa y, cuando la identifiques, podrás buscar la forma de neutralizarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario