JUGAR PUNTO A PUNTO: LA FORMULA PSICOLOGICA DE FEDERER, NADAL Y OTROS MAS

"Paso a paso, lo imposible se hizo realidad" 


En el año 2009, Juan Martín del Potro derrotó a Rafael Nadal y luego encaró el reto de su vida. Ganar el US Open había sido su Gran Sueño y ahora del otro lado estaba Roger Federer, con una racha de cinco años seguidos ganando ese torneo. Esto hubiese apabullado a cualquier tenista que no asumiese la actitud correcta, pero Del Potro ganó allí su primer y único Gran Slam porque tomó la mejor de las decisiones: “Llevar el partido punto a punto”.

Sea cual sea el tenista, esto permite mejorar los movimientos y las decisiones, e igualmente evita que experimente miedo, rabia, tristeza o desgano. Eso lo lleva a disfrutar el partido y mantener su buen desempeño, tanto al enfrentar oponentes difíciles, como al disputar los puntos importantes… ¡Incluyendo el Match Point!

Es una clave del éxito revelada en las entrevistas de Roger Federer, Rafael Nadal, Conchita Martínez, Alex Corretja, Emilio Sánchez Vicario, David Ferrer y otros más. Campeonas mundiales de padel como Paula Eyheraguibel e Icar Montes mencionan lo mismo, pero nadie explica realmente todo lo que significa “Llevar el partido punto a punto”.

En principio podemos decir que es ocuparte de jugar el punto que estás disputando y pensar solo en eso. No es pensar que vas a ganarlo, es pensar solo en lo que debes hacer para que ese logro se materialice.

Las consignas clave son “liberarse, desechar, enfocarse, ocuparse en vez de preocuparse y pensar de la manera correcta”. Todo eso se explica a continuación:


Liberarse y desechar

El tenista que juega punto a punto desecha los pensamientos inútiles relacionados con el pasado y el futuro: ¡Se ancla en el inmediato presente! No piensa en los partidos anteriores, ni en los que están por venir. Olvida el desenlace que va a tener ese juego y sus consecuencias. No piensa en el punto siguiente y tampoco en el anterior, salvo cuando analiza lo ocurrido para modificar su estrategia. Allí las inútiles auto-recriminaciones están totalmente ausentes… Y la descripción se queda corta, finalizando el torneo Wimbledon Junior, Eugenie Bouchard decía: “¡Queee!... ¿Ya terminó?... ¿Y ahora que hago?”. Supo que había ganado porque el árbitro lo dijo.

Cuando jugamos punto a punto, también desechamos los pensamientos relacionados con el rival, el marcador, el torneo, la ronda que se está jugando. Entonces ya no se trata de Roger Federer remontándote el partido más importante de tu vida en la final de US Open. Solo es una cancha, donde hay una pelota volando de una determinada manera, que tiene del otro lado a un ser humano común, sin nombre y sin rostro, cuyas características físicas, técnicas, tácticas y psicológicas deben ser analizadas para que tu definas una estrategia de juego.


Enfocarse y ocuparse

Al centrarse en el presente, la mente se torna buscadora y operativa, es decir, se ocupa de identificar los elementos clave (los ajustes que podrían llevarte a ganar el partido) y de ejecutar las acciones. Entonces percibir que a ese oponente, por ejemplo, debe enviarle pelotas de bote pronto hacia su revés, o se ocupa de conseguir ángulos, espacios, tomar la iniciativa y demás.   


Pensar de la manera correcta

Aun cuando las creencias optimistas no estén ocupando su mente consciente todo el tiempo, en el fondo, el tenista que está jugando punto a punto piensa que sí puede ganar. Por el contrario, aquellos que en su fuero más intimo creen que van a perder, se ven abrumados por pensamientos referidos al resultado:  “¿Será que podré ganar?... Me está ganando… No puedo perder… estoy en el Match Point”.

Para Jugar punto a punto también se necesita respeto y humildad,  saber que puedes ganar pero también puedes perder dependiendo de lo que hagas. Eso implica desechar la idea de que tienes el partido ganado de antemano, aun cuando el oponente parezca pequeño.

En algunos casos, el tenista que juega punto a punto, puede estar seguro de que va a perder porque enfrenta a un rival de muchísima mayor jerarquía. Pero lo asume pensando: “Pase lo que pase, daré lo mejor de mi y eso es lo que importa”. Luego continúa jugando con su mente buscadora y operativa.

Por otro lado, siempre le resta importancia al marcador, asumiendo que puede remontar cualquier situación desventajosa si avanza paso a paso aprovechando los puntos clave. Percibe la situación como pequeños detalles y no piensa en el partido como un todo. Pensar que va perdiendo 6-0, 5-1, sería visto como una derrota muy grande. Por el contrario, este jugador piensa en aprovechar la falla puntual del oponente. Eso es un detalle sencillo y pequeño que puede ser repetidamente utilizado para voltear ese marcador.  

Hasta aquí hemos terminado nuestra publicación semanal. Al aplicar todo esto, tu tenis mejorará

Si te gustó este artículo o conoces a un ser querido a quien le hace falta leerlo, te invito a compartir esta publicación mediante los iconos de las redes sociales… ¡SEGURO TE AGRADARA VERLO GANAR! 

1 comentario: